<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=509041493238819&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

12 ejercicios para desarrollar y mejorar la atención

World Vision Ecuador
Dec 17, 2021 9:00:00 AM

Las niñas y niños tienden a distraerse fácilmente, todo les llama la atención, se mueven constantemente, miran hacia todos los lados. Esto es algo normal en ellos por su edad y por las ganas que tienen de descubrir el mundo; sin embargo es una conducta que podemos moldear para que no se interiorice este comportamiento y después tengas hijas o hijos despistados o poco cuidadosos. Mejorar la atención de niñas y niños es un reto compartido por muchos padres, madres, cuidadores y docentes. La buena noticia es que existen ejercicios que puedes implementar para mejorar la atención en niñas y niños. Aunque no lo parezca, incluso jugando puedes resolver este pequeño inconveniente que solo es cuestión de entrenamiento.

¿Cómo mejorar la atención de niñas y niños? En este artículo te compartimos 12 ejercicios muy prácticos para desarrollar y mejorar la atención en tus hijas o hijos.

¿Qué es la atención?

El portal Educrea nos comparte que la atención es un proceso mediante el cual escogemos a qué estímulos prestar atención y a cuáles eludir para procesar correctamente la información. Por lo que a la atención la podemos dirigir y nos permite distinguir entre información relevante e irrelevante. Es decir, niñas y niños pueden elegir a qué información o estímulo hacerle caso y cuál ignorar. Cuando hayan dominado esta actividad, su capacidad de atención y concentración estará desarrollada.

La atención realiza tres funciones principales que permite a niñas y niños realizar actividades distintas:

  1. Atención selectiva: permite captar solo ciertos elementos, pudiendo distinguir los que son relevantes de aquellos que no lo son.
  2. Atención sostenida: permite permanecer consciente o atento durante largos periodos de tiempo.
  3. Atención dividida: permite atender a dos o más estímulos al mismo tiempo.

Características fundamentales de la atención

  • Importancia

Seguramente te preguntarás, ¿por qué es importante la atención? Pues si niñas y niños no tienen la capacidad de focalizar su atención de forma adecuada en un estímulo que se les presente, la información que les llegue puede resultar incompleta o estar distorsionada. Esta dificultad a la hora de percibir la información implica que experimentarán más complicaciones para el procesamiento efectivo de esa información.

Esto en un ejemplo quiere decir que una niña o niño tendrá más dificultades en realizar una tarea que le hayan enviado de la escuela si es que no puso atención a las instrucciones clave sobre cómo realizarla. Cuando la niña o niño pueda aprender a sostener la atención durante un tiempo en un estímulo, pasará después a concentrarse; y esto es una habilidad indispensable en el proceso de aprendizaje. En la adultez, esta habilidad se transforma e influye en el rendimiento laboral.

  • Beneficios

Un artículo de Stimuluspro nos comparte 7 beneficios que conlleva el desarrollar la atención:

  1. Los resultados de rendimiento académico
  2. El rendimiento de la niña o niño aumenta, con lo que también crece la autoeficacia y una mejor visión del desempeño personal.
  3. Se les facilita la consecución de metas y objetivos.
  4. Niñas y niños fomentan su desarrollo personal.
  5. Les resulta más sencillo relajarse y poder centrarse en aquello que deben hacer.
  6. El aprovechamiento de su tiempo es mucho mayor porque en un periodo de tiempo menor consiguen hacer más cosas y normalmente con mejores resultados.
  7. Permite a niñas y niños aumentar la autoestima y la confianza en sí mismos.

Recursos interactivos para mejorar la educacion en niñas y niños

12 ejercicios prácticos para desarrollar la atención

Los ejercicios que les proponemos a continuación son propuestas sencillas que se pueden adaptar a la vida cotidiana de niñas y niños. Además, pueden ayudarte como madre, padre o cuidador a mejorar también tu atención. Las actividades pueden ajustarse a cualquier edad y a los diferentes niveles de atención.

  1. El estímulo correcto

Para trabajar la atención, una de las tareas más importantes es aprender a fijarse en el estímulo correcto. Para ello te proponemos desde Educrea esta entretenida sopa de letras. Para hacerla, la niña o niño deberá encontrar:

  • Todas las letras T que contenga la figura.
  • Todas los números 4 que contenga la figura.
  • Todas las letras K que contenga la imagen.

ejercicio de atencionFuente: https://educrea.cl/10-ejercicios-mejorar-la-atencion/

Esta actividad las puedes realizar con cualquier tipo de estímulos, no tiene que ser necesariamente números y letras, pueden ser dibujos, colores o figuras geométricas. Además, también puedes variar la cantidad de estímulos. Cuantos más estímulos diferentes haya más difícil será la tarea, y por lo tanto tu hija o hijo realizará un mayor trabajo atencional.

  1. Encontrar las diferencias

Este ejercicio consiste en observar una imagen y buscar sus diferencias. De esta forma, la niña o niño no solo estará aprendiendo a seleccionar adecuadamente los estímulos, sino también a focalizar su atención sobre el detalle de estos estímulos.

Encuentra 11 diferenciasFuente: https://www.etapainfantil.com/encuentra-diferencias

  1. Rompecabezas

Aunque parezca una actividad sencilla, el hacerlos reta a niñas y niños a concentrarse en asociar imágenes y esto los hace mantenerse concentrados en la actividad de acuerdo a la dificultad y número de piezas del rompecabezas, que debe ir de acuerdo a la edad. Si no tienes a la mano algunos, el portal Árbol ABC nos comparte algunos rompecabezas virtuales.

  1. Resolver laberintos

Educación Tres Punto Cero nos cuenta que un laberinto visualmente atractivo y de una complejidad media puede lograr captar la atención de una niña o niño durante bastante tiempo, concentrado en encontrar el camino correcto mientras se topa con muros que le obligan a reconstruir el recorrido. Conforme los vaya completando, se le pueden plantear nuevos y más complicados laberintos para resolver. Además, sirven para trabajar otras competencias como la psicomotricidad fina, la memoria visual y la orientación. Te compartimos laberintos virtuales con los que tu hija o hijo puede practicar.

  1. Juego de la estatua

Se trata del popular juego para el que tan sólo necesitarás música. Su funcionamiento es muy sencillo: el niño o la niña deben bailar de forma libre siempre y cuando la música esté sonando, pero en el momento en el que la canción se detiene deben quedarse completamente quietos. Es muy instructivo ya que les obliga a pensar en bailar sin perder de vista la idea de que, en cuanto la música pare, deben detenerse, manteniéndolos concentrados en dos cosas a la vez.

  1. Simón dice

Este juego consiste en que una persona se denomina como Simón y los demás jugadores deben seguir las instrucciones de Simón al pedir objetos que se hallen cerca. El juego inicia con un pedido, por ejemplo: “Simón dice que le traigan un zapato rojo” y los jugadores deberán buscarlo y llevarlo hacia Simón primero. Esta actividad, además de ser muy divertida, entrena a niñas y niños a buscar objetos determinados, con lo cual practican la focalización hacia estímulos determinados.

  1. Bingo

En este juego, todas las niñas y niños disponen de un cartón de imágenes o números que van saliendo aleatoriamente de una bolsa que las remueve. Cada vez que la imagen o número que sale coincide con alguno de los que tienen en el cartón, éste se marca con una ficha o con un marcador. Gana quien primero quite todas las imágenes o números de su cartón y grite ¡Bingo! Con esta dinámica, niños y niñas estarán totalmente concentrados en los números o imágenes que van saliendo, ya que tienen que ser rápidos para localizarlos en su cartón y eliminarlos.

  1. Juegos con cronómetro

A cualquier actividad o juego que apliquen normalmente en casa puedes insertarle un cronómetro de tiempo para que cumplan con algo en específico. Por ejemplo: realizar un rompecabezas en 5 minutos, resolver el laberinto en 2 o recoger los juguetes del piso en 1 minuto. Este elemento extra ayudará a niñas y niños a concentrarse en realizar algo en un tiempo determinado.

  1. Emparejar y memorizar

Esta actividad consiste en voltear todas las imágenes o cartas y memorizar dónde se encuentran para emparejarlas. Quien más pares logre será el ganador. El portal Juegos Infantiles nos comparte este divertido juego de forma online.

  1. Aislar sonidos

Una forma un poco más avanzada de mejorar la capacidad de atención hacia ciertos estímulos es aislar sonidos. Consiste en pedirle a la niña o niño que se concentre en un sonido que escucha a su alrededor y concentrarse solo en éste. Pregúntale por ejemplo ¿cómo es el sonido? ¿A qué corresponde? ¿A qué distancia está? ¿Cada cuánto tiempo lo escuchas? Si la niña o niño consigue vaciar su mente y escuchar únicamente el sonido que ha escogido aislar, será más sencillo que cuando estudie solo oiga sus pensamientos.

  1. Pintar mandalas

A la mayoría de niñas y niños les gusta colorear figuras, por ello los mandalas pueden ser una excelente alternativa. Según Guía Infantil, estos provienen de India y se trata de un conjunto de figuras geométricas que representan las características del universo y se usan hace siglos como un foco para concentrarse en la meditación. Además de potenciar la capacidad de tensión y concentración de tus hijas o hijos, otros de sus beneficios son: fomentar el control y el dominio del cuerpo, desarrollar la paciencia, reducir los niveles de estrés y estimular creatividad e imaginación. En este link te compartimos mandalas para imprimir.

  1. Practicar origami

Wikieduca nos comparte que la palabra origami significa en japonés doblar papel. Armar figuras de papel tiene muchos beneficios para niñas y niños, similares a las que pintar mandalas: mejora la coordinación, estimula la imaginación, es una actividad relajante y desarrolla la paciencia. Ternurarte te comparte una guía descargable en la que puedes iniciar a tus hijas o hijos en este maravilloso y milenario arte también conocido como papiroflexia.

Si quieres conocer más actividades que puedes realizar, te invitamos a visitar este blog de Ternurarte que te propone cuatro ejercicios más para mejorar la concentración de niñas y niños en la vida cotidiana.

Conclusión

Sin duda, la atención tiene relación con el aprendizaje en la etapa infantil porque es la capacidad de niñas y niños de concentrarse en los estímulos que les permiten obtener conocimiento y usarlo posteriormente. Tener una atención desarrollada y entrenada es fundamental para aprender y en una etapa posterior para poder realizar tareas personales, rendir bien en el aspecto laboral, entender mejor las instrucciones de cualquier cosa. En sí, es algo necesario para toda la vida. Como lo habrás notado, la atención es una capacidad que se puede desarrollar y entrenar todos los días, con juegos, con actividades diarias y en todo momento.

¿Te gustaría que más niñas y niños desarrollen su atención? Súmate como Héroe Naranja para juntos hacerlo realidad.

Nueva llamada a la acción

X
No te pierdas nada:

Artículos recomendados