<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=509041493238819&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

5 formas de acabar con la desnutrición infantil en Ecuador

World Vision Ecuador
Aug 5, 2022 8:00:00 AM

Todas las niñas y niños tienen el derecho de crecer integralmente, lo que significa que deben acceder a controles de salud, recibir alimentación saludable, vivir libres de violencia, entre otros derechos. Sin embargo, sucede que en Ecuador estos derechos no siempre se garantizan, por lo que miles de niñas y niños en el país viven con desnutrición infantil, lo que tiene consecuencias graves para su desarrollo físico e intelectual Acabar con la desnutrición infantil y sus consecuencias en la vida de niñas y niños es posible.

Por ello, en este artículo aprenderás más sobre el significado del término y cómo identificarla en niñas y niños. Además, te compartiremos algunos métodos para lograr erradicarla de la vida de niñas y niños.

¿Qué es la Desnutrición Crónica Infantil?

La desnutrición crónica infantil (DCI) es una condición de muchas causas que afecta a niñas y niños en los primeros 5 años y llega a provocar un retraso físico y mental durante su desarrollo. Se refiere a un peso insuficiente respecto de la talla, al retraso del crecimiento (una talla insuficiente para la edad) y a un peso insuficiente para la edad. Entre las principales causas podemos mencionar las siguientes:

  • Pocos alimentos que le nutran y le den energía.
  • Que tu hija o hijo se enferme muchas veces seguidas, como cuando le da diarrea o gripe seguido.
  • Cuando no lacta mientras es bebé, por lo menos durante 6 meses.
  • Beber o cocinar con agua contaminada.
  • Falta de acceso a servicios de salud de calidad y oportuna.
  • Bajo peso al nacer.

Además, la DCI es considerada uno de los principales problemas de salud pública del Ecuador, el segundo país afectado por esta enfermedad, luego de Guatemala, en América Latina y El Caribe. Conoce más sobre el término en este video:

 

¿Cómo identificar que una niña o niño vive con DCI?

Para diagnosticar la desnutrición crónica infantil es necesario realizar análisis de sangre rutinarios, calcular el índice de masa corporal y medir el diámetro del brazo. Los exámenes de sangre rutinarios se llevan a cabo para evaluar la anemia y otras deficiencias como minerales y vitaminas.

En poblaciones numerosas donde no es posible realizar estos análisis, algunos de los datos claves para detectar la desnutrición crónica infantil son: los índices de peso para la edad, la talla para la edad, el peso para la talla, la circunferencia del brazo y el peso al nacer.

Síntomas

Algunos de los síntomas físicos que pueden ayudar en la detección de la enfermedad son:

  • Pérdida de peso.
  • Palidez extrema.
  • Hundimiento o abultamiento del abdomen.
  • Pómulos sobresalidos.
  • Pérdida de memoria.
  • Frío en manos y pies.
  • Crecimiento lento.
  • Sequedad en la piel
  • Caída del pelo cambiando su coloración.
  • Agotamiento físico.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Alteraciones en coagulación sanguínea y sistema inmunológico.
  • Fragilidad en las uñas.
  • Delgadez extrema y anemia.

5 formas de acabar con la DCI en Ecuador

Existen acciones muy efectivas que pueden prevenir y frenar la desnutrición crónica infantil en niñas y niños. Algunas de ellas son:

  1. Los 1000 primeros días de vida. Son una ventana de oportunidad para prevenir la desnutrición crónica infantil. En este tiempo, la mujer embarazada y el bebé deben recibir atención en salud para garantizar un desarrollo adecuado:
  • En el caso de la mujer, los chequeos médicos permiten detectar problemas, como por ejemplo la anemia, al tiempo que sirven para brindar consejería oportuna sobre alimentación y lactancia.
  • En cuanto al bebé, durante el primer año se recomienda tener al menos 6 controles y en su segundo año al menos 4 para revisar su peso y altura. Además, debe tener el paquete de vacunas completo para protegerlo de las enfermedades respiratorias y diarreicas.

World Vision Ecuador aborda todas las etapas del desarrollo de una niña o niño a través de diferentes metodologías. Durante la primera infancia, implementa una metodología llamada Go Baby Go, que se enfoca en atender integralmente a la niñez durante sus primeros 1000 días de vida.

  1. Formación a madres, padres y cuidadores. Es importante enseñar a las personas encargadas de la nutrición de niñas y niños sobre alimentación saludable, porciones adecuadas y componentes beneficiosos. Una forma práctica de hacerlo es a través de recetas saludables con alimentos locales.
  2. Lactancia materna. Esta práctica es fundamental para la protección del bebé contra enfermedades, ya que fortalece su sistema inmunológico. La leche materna es buena para la digestión del bebé porque lo protege contra las diarreas, otras enfermedades y calma la sed. Además, es el único alimento que lo nutre completamente durante los primeros 6 meses de vida. Incluso, existe una semana al año que promueve esta práctica, los primeros 7 días de agosto de cada año.
  3. Acceso a agua segura. Las enfermedades infecciosas son una de las principales causas de la desnutrición crónica infantil. Por esto, es importante que las comunidades accedan a agua segura y que tengan saneamiento adecuado para prevenir enfermedades. Además, es importante un aseo adecuado e higiene.
  4. Apoyar proyectos que luchen contra la DCI. Existen organizaciones que se especializan en desarrollar proyectos e iniciativas que trabajan las causas de la desnutrición. Algunos proyectos proveen agua segura, otros apoyan en el desarrollo de controles médicos y la lactancia materna, así como la alimentación saludable.

    Si quieres apoyar de alguna forma para prevenir la desnutrición crónica infantil, puedes hacerlo a través de la campaña Levanta la Mirada de World Vision.

Conclusión

La desnutrición crónica es un mal silencioso y un problema que va más allá del hambre, porque puede ser devastadora si la ayuda no llega a tiempo. Las niñas y los niños que la padecen y no se recuperan, en la edad adulta estarán en desventaja en todos los campos de desempeño: educación, trabajo, relacionamiento familiar y social.

Sin embargo, existe una ventana de oportunidad importante y única durante los primeros 1000 días de vida que puede cambiar el rumbo en la vida de una niña o niño que la padece. Si esta desventaja no se detiene a tiempo, las consecuencias son casi irreversibles. Por ello, en la primera infancia se requiere una atención integral: nutrición, afecto, cuidado y un vínculo emocional.

Proveer las necesidades de niñas y niños debe tener como eje una adecuada alimentación que impulse el aprovechamiento del potencial de cada niña y niño.

Descarga este libro digital y disfrútalo junto a ellas y ellos: 

Nueva llamada a la acción

X
No te pierdas nada:

Artículos recomendados