<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=509041493238819&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Guía completa de educación emocional para afrontar los cambios del mundo actual con tus hijas e hijos

World Vision Ecuador
Mar 18, 2022 9:00:00 AM

¿Cómo te hace sentir una mala noticia o una buena? Debes saber que las emociones son estados internos de las personas que incluyen pensamientos, sensaciones, reacciones de tu cuerpo y conductas que las vive cada persona de forma distinta.

Las emociones son universales, propias del ser humano y sirven, entre otras cosas, para comunicarnos con los demás. Hay emociones que se las llama positivas, porque están asociadas con el bienestar y otras negativas que se acompañan de malestar, pero todas ellas son válidas y necesarias en cada persona y por eso es importante saber manejarlas, porque influyen mucho en cómo te comportas y lo que piensas.

Al igual que tú, tus hijas e hijos también pueden sentir las emociones, la diferencia es que ellas y ellos aún están en el proceso de experimentarlas, conocer qué les hace sentir cada emoción y cómo reaccionar frente a ellas. Ante situaciones difíciles seguramente podrán sentir miedo, ira, tristeza; y, si es que estas emociones no se manejan adecuadamente en tu familia, pueden causar estrés, ansiedad, falta de sueño, entre otros efectos que pueden afectar la salud emocional de tus hijas e hijos.

¿Cómo cuidar la salud mental de tus hijas e hijos cuando hay situaciones difíciles? En este artículo compartiremos contigo una guía completa de educación emocional.

Las 6 emociones básicas

El conjunto de habilidades que sirven para expresar y manejar las emociones y sentimientos de la manera más adecuada se llama inteligencia emocional. Es la capacidad de tomar conciencia de las propias emociones, conocer las de los demás y aprender a regularlas. Reconocer las emociones y regularlas son competencias emocionales básicas para afrontar los retos de la vida y constituyen un factor de protección ante conductas de riesgo, como la violencia.

Es así que, la primera clave para aprender sobre educación emocional, es conocer cuáles son las emociones básicas y de qué maneras se puede manifestar en niñas y niños

1. Alegría

emocion alegriaLa alegría es una sensación de placer y bienestar que aparece ante situaciones agradables. En niñas y niños se puede manifestar con gritos de emoción, cuando se ponen activos, con sonrisas y carcajadas o con predisposición inmediata a realizar alguna actividad.

2. Tristeza

tristeza intensamenteLa tristeza aparece ante la pérdida o el dolor. Niñas y niños pueden experimentar tristeza cuando pierden algo, por ejemplo un juguete, o cuando creen perder cariño de alguien.

 

3. Sorpresa

sorpresa intensamente La sorpresa se asocia con el asombro o desconcierto. Ayuda a niñas y niños a comprender algo nuevo, porque les hace buscar respuestas ante lo desconocido. La sorpresa favorece la atención, la exploración y el interés o la curiosidad.

4. Miedo

miedo intensamenteEl miedo es la inseguridad anticipada ante un peligro, real o imaginario. Ayuda a niñas y niños a la supervivencia, ya que les hace actuar con precaución. El encuentro con algunos animales o con personas desconocidas pueden ser ejemplos de situaciones de temor en niñas y niños.

5. Ira o enfado

furia intensamente La ira o enfado sucede cuando las cosas no salen como lo esperado. A los adultos nos impulsa a hacer algo para resolver un problema, mientras que a niñas y niños les puede impulsar a gritar o hacer rabietas. Son muchos los momentos de enfado de una niña o niño, por ejemplo cuando los envías a dormir o cuando tienen que recoger sus juguetes.

6. Desagrado

desagrado inmensamente Es el sentimiento de desagrado respecto a algo. La situación más típica en niñas y niños se produce ante determinados alimentos que, al ser nuevos en aspecto u olor, rechazan de forma tajante.

Seguramente ya notaste que las imágenes te pueden resultar familiares si es que has visto la película Intensa-mente, que te recomendamos ver junto a tus hijas e hijos para poder abordar lo que conocen sobre las emociones y cómo manejarlas.

¿Qué emociones pueden sentir niñas y niños ante las situaciones difíciles que pasan alrededor?

 

Niñas y niños tienen características que hacen que vivan diferente sus emociones. Para entender cómo sienten, hay que tener en cuenta primero algunos criterios como:

  • Edad de la niña o niño.
  • Características de personalidad.
  • Experiencias vividas previamente.
  • Cuáles son las situaciones difíciles más comunes que viven.
  • Otros apoyos con quienes cuenta, como hermanos, padres y madres.

Tomando en cuenta lo diferente que es cada niña y niño con todo lo que mencionamos anteriormente, debes saber que generalmente tus hijas e hijos asimilarán las cosas que suceden bajo una secuencia:

  1. Sorpresa

Sucede cuando se enteran por primera vez de algo que está sucediendo: cuando anunciaron los confinamientos por la pandemia de covid-19, cuando anunciaron la guerra entre Rusia y Ucrania, cuando llegan a escuchar noticias sobre asaltos, violencia o asesinatos. Este tipo de acontecimientos les puede generar sorpresa en un primer momento e ir cambiando de emociones a medida que pasa el tiempo y mientras más seguido escuchen sobre ello.

  1. Tiempo para adaptarse

En esta fase pueden aparecer nuevas conductas: mostrando ansiedad, cambios en el humor, tristeza, introversión, irritabilidad, agitación, algún trastorno en el sueño. Podemos decir que todos estos aspectos son adaptativos a la situación y lo bueno será identificarlos para poder manejarlos lo mejor posible. Para abordar conversaciones sobre problemas mundiales, te recomendamos cinco consejos.

  1. Manejo de emociones y apoyo

A niñas y niños les puede afectar mucho más que a los adultos este tipo de acontecimientos mundiales, ya que aún están formando las herramientas necesarias para que su salud emocional pueda ser estable. La recomendación principal en esta etapa después del tiempo de adaptación, es que les hagas sentir que cuentan con tu apoyo. El sentimiento de seguridad y de sentirse acompañado es el vínculo más fuerte que una niña o niño debe sentir en momentos difíciles, pues así refuerzan su confianza en sí mismos y se cobijan en la seguridad que una familia puede dar.     

  1. Resiliencia

Una vez que niñas y niños hayan asimilado estas situaciones y lo que puede implicar para ellos y su familia, por ejemplo usar mascarillas, serán más fuertes para afrontar las situaciones y sacarán lo positivo de ellas, en el mismo ejemplo de las mascarillas puede ser que consigan los cubre bocas de sus personajes favoritos.

¿Cómo se evidencia estrés y ansiedad en niñas y niños?

El estrés puede ser una respuesta a un cambio negativo en la vida de tu hija o hijo. En pequeñas cantidades, el estrés puede ser bueno. Sin embargo, el exceso de estrés puede afectar la forma como tu hija o hijo piensa, actúa y siente, generando ansiedad.

Niñas y niños aprenden a responder al estrés a medida que crecen y se desarrollan. Muchas situaciones estresantes que para un adulto son manejables, causan estrés en una niña o niño. Como resultado, incluso los cambios pequeños pueden tener un impacto en los sentimientos de seguridad y confianza de tu hija o hijo. El dolor, las lesiones, las enfermedades y otros cambios son fuentes de estrés para niñas y niños.

Los síntomas físicos incluyen:

  • Disminución del apetito y otros cambios en los hábitos alimentarios
  • Dolor de cabeza
  • Empezar a mojar la cama o hacerlo frecuentemente
  • Pesadillas
  • Alteraciones en el sueño
  • Molestia estomacal o dolor de estómago
  • Otros síntomas físicos sin ninguna enfermedad detectada

Los síntomas emocionales o de comportamiento pueden incluir:

  • Ansiedad o preocupaciones
  • Incapacidad de relajarse
  • Miedos nuevos o recurrentes (miedo a la oscuridad, a estar solo o a los extraños)
  • Aferrarse al adulto, no querer perderlo de vista
  • Rabia, llanto o gimoteo
  • Incapacidad para controlar sus emociones
  • Comportamiento agresivo o terco
  • Regresión a comportamientos típicos de etapas anteriores
  • No querer participar en actividades familiares o escolares

Cuando niñas y niños no superan los miedos y las preocupaciones, o cuando los miedos y las preocupaciones son tantos que interfieren con las actividades escolares, en la casa o en el juego, aparece la ansiedad.

3 claves para cuidar de la salud emocional y mental de niñas y niños

Una buena salud emocional es un estado de bienestar donde una persona es capaz de gestionar los problemas habituales de la vida y realizar sus actividades.

La salud física y la emocional forman una pareja indivisible, ya que para tener una buena salud general es necesario cuidar la salud física y las emociones. Por lo cual debes saber que una emoción negativa puede producir un empeoramiento de la salud física de tus hijos e hijas. Te compartimos tres claves para cuidarla:

1. Hablar y comunicarse
Al igual que las personas adultas, es normal que niñas y niños sientan ansiedad, miedo o tengan dudas ante algo que no conocen. Por ello, es vital escucharlos y animarlos a que expresen sus miedos y dedicar tiempo a aclarar sus dudas en un lenguaje que ellos puedan entender y sin engaños. También es importante ser pacientes y estar en calma, ya que si las personas adulta están ansiosas o en pánico, este estado será percibido y reproducido por tus hijas e hijos.

También es posible que a otras niñas y niños les preocupe el efecto que las situaciones actuales tendrán en su futuro. Aunque no tengas las respuestas a mano, es importante comenzar diálogos con ellos sobre sus sentimientos para que sientan tu apoyo.

2. Tiempos en familia

Los tiempos en familia con nuevas rutinas en casa, aprovechar esos tiempos para crear recuerdos positivos. Los tiempos y actividades en familia son los tiempos perfectos para conocer más a tus hijas e hijos y expresarles de múltiples maneras el profundo amor que sientes por ellos. Algunas actividades que generan conexión y empatía son: practicar juegos de mesa, crear un huerto pequeño en casa o tener una planta donde tu hija o hijo sea cuidador o una mascota.

3. Prevenir la violencia en la familia

Tus hijas e hijos deben contar con un ambiente familiar seguro y sin violencia, mucho más aún durante una situación de inseguridad generalizada por diversas situaciones actuales. Aunque en algún momento, por el estrés de los eventos mundiales, niñas y niños puedan estar alterados, es responsabilidad de padres, madres y cuidadores mantener siempre la calma y evitar reacciones violentas contra tus hijas e hijos, como gritos, golpes, amenazas o cualquier otro tipo de castigo físico o emocional. No debes volcar en ellos, los estados de ansiedad, temor, impotencia o angustia que puedas tener debido a las situaciones actuales.

Te compartimos un video sobre el cuidado de la salud mental de niñas y niños ante emergencias o desastres: 

Conclusión

Junto con el desarrollo físico y cognitivo, cada niña o niño progresa a través de diferentes fases de desarrollo emocional. Regular emociones, expresarlas, reconocerlas y entenderlas son competencias emocionales que niñas y niños necesitan para conocer sus propias emociones y las de los demás, para construir una buena adaptación social y académica y para poder generar relaciones afectivas buenas, profundas y saludables.

Una niña o niño que ha crecido teniendo como base una buena educación emocional crecerá en confianza consigo mismo, será capaz de saber que tiene capacidades, aprenderá de los errores, tendrá buena autoestima, será una persona asertiva, tendrá buenas habilidades sociales, tendrá buenas habilidades para resolver los conflictos, será capaz de enfrentarse a los desafíos diarios y podrá de comunicarse con los demás y consigo mismo de forma exitosa.

El desarrollo emocional permite que niñas y niños desarrollen su potencial de vida, que es la capacidad para realizar los planes y cumplir las metas que se proponen utilizando todo lo que aprendieron y el apoyo de su entorno. Para que más niñas y niños creen todos los proyectos que tienen en sueños, necesitan un Héroe Naranja que crea en sus planes. Conoce más:

Nueva llamada a la acción

X
No te pierdas nada: