<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=509041493238819&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

5 características que definen el liderazgo femenino

World Vision Ecuador
Jan 28, 2022 9:00:00 AM

¿Qué entiendes por liderazgo femenino? ¿Qué es lo primero que pasa por tu cabeza al escuchar este concepto? Muchas personas creen que el liderazgo femenino se basa en ocupar un puesto alto en una organización o empresa. Otras piensan que, para ejercer dicho liderazgo, las mujeres deben tener un carácter fuerte, ser mandonas y hasta masculinas, pero ¿qué significa este concepto en realidad?

En este artículo abordaremos el liderazgo femenino como concepto, su importancia e impacto en la sociedad, así como algunas características que lo definen.

¿Qué es el liderazgo femenino?

El concepto hace referencia directa a la participación de las mujeres en diferentes ámbitos, ejerciendo altas posiciones donde toman decisiones, dirigen grupos e implementan estrategias, es decir, donde hacen visible sus decisiones y participación.

Marilyn Loden, Sally Helgessen y Helen Fisher fueron las primeras autoras que, a finales del siglo 20, empezaron a teorizar sobre las mujeres y el liderazgo. Según estas autoras, el liderazgo femenino es la forma de dirección basada en la escucha, la empatía, la comunicación y el trabajo en equipo.

El concepto de liderazgo femenino comienza su evolución cuando las mujeres empiezan a ganar espacios públicos como la política, el derecho a votar y a cursar carreras universitarias, que les posibilitan su ingreso al mundo laboral. Esos hitos marcan el inicio del largo camino hacia la igualdad de género, hacia la distribución equitativa de cargos directivos para mujeres y hombres.

Si quieres conocer más acerca de la definición, te invitamos a revisar el siguiente video: 

Importancia e impacto del liderazgo femenino en la sociedad

Cuando las mujeres se encuentren desempeñando funciones de liderazgo, pueden tener un impacto positivo en beneficio del conjunto de la sociedad. Veremos algunos ámbitos que se pueden beneficiar:

  1. A nivel político, las mujeres que ejercen cargos políticos se preocupan más por el bienestar social y la protección jurídica y aumentan la confianza en el gobierno. La evidencia demuestra que la presencia de mujeres en posiciones de liderazgo ha significado beneficios para toda la sociedad, como la legislación de la violencia doméstica, el derecho de las mujeres a la salud, derechos laborales y derechos de maternidad y paternidad, entre otros.
  2. A nivel empresarial, tener mujeres tomando decisiones para una empresa fortalece las estructuras y la imagen de la empresa se proyecta hacia un mayor compromiso social, trabajo colaborativo y búsqueda de alternativas o cambios positivos. También está demostrado que empresas lideradas por mujeres son más rentables a largo plazo. Por ello, contar con mujeres líderes dentro de espacios laborales contribuye a derribar las desigualdades de género presentes en el mundo y, por lo tanto, ayuda a fortalecer las economías y generar sociedades más estables.
  3. A nivel social, las mujeres líderes facilitan la mayor participación de todos los miembros en la toma de decisiones, la ayuda a las personas dentro de la comunidad, la autogestión o el fomento de una mayor conciencia ambiental.

Red GuayaquilAutora: Andrea Proaño, 2021.

Algunos datos del estado del liderazgo femenino en Ecuador

  • Ecuador es el segundo país en la región con el mayor número de legisladoras mujeres alcanzando un total de 57/137 representantes.
  • Hasta enero de 2014, Ecuador ocupó la posición 39 en el mundo con respecto a Secretarias de Estado, con 8/36 carteras lideradas por mujeres.
  • A pesar de la normativa para que exista paridad en las listas plurinominales, solamente 2 de 23 prefectas son mujeres, mientras que 21 mujeres ocupan las vice prefecturas.
  • Los salarios de las mujeres son entre un 13 y un 26% menor que los de sus pares hombres.
  • Las mujeres en el área rural trabajan en promedio 23 horas más cada semana que los hombres.

5 características que definen el liderazgo femenino

Al asumir el rol de liderazgo la mujer experimenta cambios en su comportamiento. Cuando una mujer tiene la oportunidad de liderar o hacerse cargo de un equipo, lo toma como verdadero desafío y pone en foco al proyecto que está llevando a cabo. Algunos cambios pueden ser:

  • algunas de sus características propias se acentúan;
  • otras que no había tenido en su carácter aparecen en forma muy fuerte;
  • su capacidad de análisis se vuelve muy rápida y se acelera la precisión en la toma de decisiones.

Por otra parte, algunas de las características que determinan el liderazgo femenino son:

          1. Empatía y orientación a las personas: 

Son sociables, expresivas y cercanas, lo que brinda mucho potencial a la hora de lograr compromisos, sea con los objetivos de la organización o en un proyecto en particular. Además, tienen facilidad para socializar y establecer lazos personales con su equipo, valorando no solo los aspectos laborales, sino también el lado emocional.

          2. Tendencia a la cooperación:

Esto hace que el trabajo en equipo sea más natural, ya que ellas son activas en la inclusión y conteniendo a las personas. También se preocupan porque los procesos seas ordenados y sanos. Las mujeres líderes propician de forma natural la inclusión de todos los miembros del equipo, ejerciendo un liderazgo más horizontal. Tienden a aceptar y solicitar opiniones, propuestas o ideas de todos los integrantes.

          3. Capacidad de actuar en muchas direcciones: 

Poseen la capacidad innata de pensar y actuar en muchas direcciones o temas al mismo tiempo. Pueden realizar diferentes acciones de forma simultánea y tienen una sólida capacidad de análisis, por lo que disponen de una ventaja a la hora de tomar decisiones y afrontar situaciones de crisis.

          4. Capacidad de negociación:

Buscan el win-win en las negociaciones y promueven un debate colaborativo y participativo, muy necesario en la dinámica social y económica actual, que demanda líderes más solidarios, flexibles y cooperativos que miren más allá del mero interés económico.

          5. Mayor predisposición al cambio: 

Las mujeres líderes son flexibles y tienen una mente abierta a nuevos enfoques o productos, lo cual contribuye a la innovación. Su estilo revoluciona, con un firme sentido de la calidad, centrado en la persona, flexible, comunicativo y persuasivo.

Conclusión

Como lo vimos, el liderazgo femenino tiene múltiples beneficios en la sociedad y es necesario para innovar los ámbitos empresariales, políticos, económicos, entre otros. Por ello, el modelo tradicional de liderazgo dentro de las organizaciones y la sociedad en general ha sido altamente cuestionado en los últimos años debido a la brecha de género. La igualdad de oportunidades, mejores condiciones laborales y la lucha contra la discriminación laboral han impulsado el liderazgo femenino como pilar fundamental dentro de las sociedades actuales.

Las mujeres y niñas de nuestro país y del mundo entero, deben empoderarse y hacer del liderazgo algo propio de ellas. Ellas deben romper estereotipos y atreverse a ir más allá, para que nuestra sociedad sea mucho más equitativa y la participación no sea solo de algunas mujeres, sino de todas.

Niñas que se atrevieron a soñar es una recopilación de historias de jóvenes y adolescentes que se atrevieron a ir más allá para impulsar cambios positivos en su comunidad. Conoce cómo el liderazgo femenino puede cambiar vidas:

Nueva llamada a la acción

X
No te pierdas nada: