<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=509041493238819&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Impacto de la pandemia en las mujeres científicas

World Vision Ecuador
Feb 4, 2022 9:00:00 AM

¿Sabías que a nivel mundial solo el 30% de las personas investigadoras en ciencia son mujeres? Es notable que la cifra es baja y el camino por recorrer aún es largo. La crisis de la pandemia por covid-19 ha hecho todavía más complicado encontrar el balance entre vida personal y científica para muchas mujeres, lo que podría poner en riesgo los resultados de sus investigaciones, que tanto han aportado al mundo, así como su salud mental por cargas laborales y familiares excesivas. Los estudios señalan que ellas están publicando menos y arrancando menos proyectos nuevos que sus colegas hombres.

En este artículo haremos un recorrido por el impacto de la pandemia en las mujeres científicas. Además, conoceremos los aportes de algunas científicas para combatir la pandemia y cómo podemos apoyar a las mujeres y las niñas en la ciencia.

Impactos de la pandemia en las mujeres científicas

La pandemia ha tenido un impacto negativo muy significativo en las mujeres científicas. Las medidas que nos hicieron confinarnos a todas y todos a trabajar desde nuestras casas, a hacer nuestra mesa de comedor el campo de trabajo, y a ser igualmente responsables del cuidado de hijas e hijos, que de las responsabilidades laborales, sin duda tiene una mayor dimensión en las mujeres científicas. Si bien para quienes llevamos este trabajo a cuestas es ya difícil, para ellas las expectativas son aún más altas, ya que se encuentran en un mundo (el científico) dominado por hombres, donde la competitividad es feroz, y donde para sobresalir, debes demostrar resultados y avances excepcionales. Algunos de los impactos que podemos mencionar, recogidos desde varios colectivos e historias de vida de mujeres científicas en pandemia son:

  1. Deterioro de la salud mental de las mujeres científicas

La presencia de responsabilidad doméstica mayor y la poca flexibilidad de los plazos de entrega de investigaciones de tipo colaboración internacional, han hecho que muchas mujeres científicas duerman 4 horas al día, se dediquen al cuidado y educación de sus hijas e hijos, al tiempo que investigan, ya sea para cumplir con tiempos de entrega de informes, o para no perder las becas que les fueron asignadas. Este ritmo de vida sin duda tiene un efecto para la salud mental de las mujeres científicas, quienes son frecuentemente invadidas por sentimientos de estrés, ansiedad y frustración; síntomas que algunos laboratorios y centros de investigación no están tomando en cuenta a la hora de pedir informes y resultados.

“Fueron semanas de locura absoluta, de compaginar con mi pareja el cuidado de los niños, el cole en casa, el trabajo, las tareas domésticas, durmiendo cuatro horas. Creo que he envejecido cinco años. Que nadie piense que esto es teletrabajar o un modelo sostenible. He vivido momentos importantes de crisis”.
Nuria
Investigadora Icrea del Instituto de Bioingeniería de Cataluña

  1. El distanciamiento obligatorio de las redes de soporte.

La mayor parte de la responsabilidad de los cuidados y desarrollo de hijas e hijos recae sobre las mujeres. Con las medidas de restricción por la pandemia, como el confinamiento y el distanciamiento con redes de amigos y familiares por prevención de contagios, ha dificultado que las mujeres científicas puedan dedicar amplios espacios de investigación como lo tenían talvez en un laboratorio. En el campo de la oferta educativa, es igual de evidente que los servicios de cuidado infantil, así como escuelas y colegios, han migrado hacia educación telemática y virtual, lo que agrega una carga más a las mujeres que necesitan tiempo de concentración absoluta para continuar el curso de sus investigaciones.

“En este período de pandemia, no hay forma de contar con las estructuras sociales, guarderías, escuelas ni redes de apoyo de amigos y familiares”

Gabriela Reznik
Estudiante de doctorado en ciencias de la Universidad Federal do Rio de Janeiro

Impacto en las científicas ecuatorianas

La Red Ecuatoriana de Mujeres Científicas (REMCI) realizó una encuesta en abril de 2020, la cual evidenció los primeros efectos de la pandemia en la vida de las académicas. El principal hallazgo es que el covid-19 ha hecho que asuman una triple carga laboral, de su trabajo, familia y emotiva, en un solo ambiente que es su hogar; lo que empieza a generar una reducción en el nivel de su producción científica. Otros aspectos que reveló la encuesta son:

  • Las científicas asumen más tiempo para los trabajos de hogar, cuidado y educación de sus hijos en comparación de los hombres.
  • Si bien las mujeres se encuentran trabajando en investigación, muy pocas son directoras de proyectos, es decir, están involucradas en investigación como codirectoras, coinvestigadoras, asistentes, tesistas y solo una proporción pequeña como directoras.
  • Otra tendencia es que la participación de las mujeres en webinars es alta como asistentes, pero baja significativamente en relación a mujeres panelistas, expositoras y moderadoras.
  • Muchas de las mujeres investigadoras estaban asociadas de manera ocasional en universidades y centros de investigación, y debido a los cortes presupuestarios, perdieron su trabajo.
  • Los empleadores de las científicas, como universidades públicas y privadas, en su mayoría, no han implementado políticas institucionales diseñadas para aliviar el impacto desigual que ha tenido la pandemia sobre las mujeres.

Te compartimos este video que resume algunos de los principales desafíos que viven las científicas ecuatorianas: 

El aporte de las científicas durante la pandemia

Pronto cumpliremos dos años desde que se declaró la pandemia mundial por covid-19. Sin duda, esta crisis no hubiese sido igual sin la investigación sobre el comportamiento de virus y desarrollo de tratamientos por parte de las mujeres científicas. Sus logros inspiran a la próxima generación de niñas a convertirse en investigadoras en la ciencia y la tecnología. A continuación, compartimos algunos de sus aportes:

1. Özlem Türeci

Özlem Türecihttps://www.labiotech.eu/interview/ozlem-tureci-cancer-immunotherapy/

Es cofundadora de la empresa de biotecnología BioNTech. Özlem Türeci no sólo es científica, sino también médica, empresaria y líder mundial en el sector de la salud. En 2020, su empresa desarrolló la primera vacuna aprobada contra el covid-19 que utiliza ARN, e introdujo una luz de esperanza en medio de una pandemia con efectos devastadores.

Más de 1300 personas en más de 60 países trabajan actualmente en BioNTech, y más de la mitad de ellas son mujeres. Türeci afirma que las personas que se dedican a la investigación deben enfocarse en aquello que desean cambiar y en los problemas que desean resolver con una mente más abierta y sueños más ambiciosos.

2. Katalin Karikó

Katalin Karikóhttps://www.euronews.com/2021/05/24/covid-19-vaccine-scientist-katalin-kariko-was-listed-as-communist-era-police-informant

Fueron muchos los descubrimientos que hicieron posible la vacuna contra el covid-19, y una de las investigaciones más esenciales fue la de Katalin Karikó, que se centró en las posibilidades terapéuticas del ARN mensajero. Sin embargo, su idea de que el ARN mensajero podía usarse para combatir la enfermedad se consideró demasiado radical y riesgosa en términos financieros en ese momento. A pesar de solicitar un subsidio tras otro, siguió recibiendo respuestas negativas e incluso llegó a ser degradada de su cargo. Pero eso no la detuvo.

Finalmente, Karikó desarrolló junto a su excolega, Drew Weissman, un método que contempla el uso de ARN mensajero sintético para luchar contra la enfermedad. Este descubrimiento es hoy la base de una de las vacunas contra el covid-19.

3. Lucy Baldeón

lucy_baldeonhttps://www.edicionmedica.ec/secciones/profesionales/la-cuota-femenina-se-abre-paso-en-la-ciencia-medica--93777

En octubre de 2020, Lucy Baldeón, directora del Instituto de Investigación en Biomedicina (Inbiomed) de la Universidad Central del Ecuador estuvo a cargo del desarrollo de un protocolo nacional para el diagnóstico molecular del covid-19, con el objetivo de brindar al país una alternativa de bajo costo para la detección del virus.

Una vez aprobada la propuesta por el Ministerio de Salud Pública, la Universidad de las Américas con el apoyo de la empresa privada, desarrollaron e iniciaron la comercialización de un kit nacional de diagnóstico de PCR para detección del coronavirus, con lo cual abarataron costos y redujeron la dependencia de las pruebas extranjeras.

Iniciativas y mecanismos para apoyar a las mujeres y las niñas en la ciencia

A pesar del progreso en la apertura de nuevas oportunidades, las mujeres y las niñas continúan subrepresentadas en los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. El aumento de la participación femenina en la ciencia es clave para abordar los principales desafíos globales como el cambio climático, o para abrir otras perspectivas desde una mirada de las mujeres a las investigaciones. A continuación, te presentamos algunas de las iniciativas que pueden desarrollar el potencial de mujeres y niñas para incursionar en el campo científico:

  1. Technovation

Es un programa de emprendimiento tecnológico para niñas de entre 10 y 18 años, desarrollado en más de 100 países, que se centra en ofrecer la oportunidad de adquirir las habilidades necesarias para convertirse en empresarias y líderes tecnológicas. Cuenta con el apoyo de UNESCO, Peace Corps y ONU Mujeres. El proyecto se centra en que las participantes identifiquen un problema en su comunidad y creen una solución basada en una aplicación móvil para resolverlo. A continuación, se trabajan habilidades para comunicar estas ideas innovadoras y traducirlas en un negocio sostenible.

ciencia y mujereshttps://profuturo.education/topics/las-chicas-son-de-ciencias-cuatro-grandes-iniciativas-para-empoderar-a-las-ninas-a-traves-de-la-tecnologia/

  1. Tech needs girls

Es una iniciativa educativa y de tutoría para animar a mujeres jóvenes a seguir una carrera en el campo de la tecnología, creada por Regina Agyare, quien dejó su trabajo fijo para emprender este sueño con su empresa de desarrollo de software. Junto con otras mujeres informáticas, se tomó el tiempo de visitar lugares en Ghana para enseñar a las niñas a programar y desarrollar aplicaciones móviles y web. Su misión es asesorar a mujeres y niñas para liderar e innovar en una sociedad que no las considera capaces.

Aquí puedes ver el video de esta iniciativa: 

  1. Ciencia para niñas

La plataforma Ternurarte reúne algunos divertidos experimentos para que impulses a las niñas a verse como científicas e investigadoras, lo que también ayuda a romper patrones que les hacen pensar que las niñas deben dedicarse solamente a otros oficios o profesiones alejadas de la ciencia. En la guía encontrarás:

  1. Tinta invisible: ¡Sorprende a tus amigos enviando mensajes secretos!
  2. Hielo veloz: ¿Sabes cómo descongelar más rápido un cubo de hielo?
  3. Brújula casera: Aprende a identificar norte, sur, este y oeste con la atracción magnética.

Conclusión

Las mujeres científicas enfrentan muchos más retos que los científicos hombres, ya que en la mayor parte de veces, a su carga laboral se suman las responsabilidades de cuidar hijos, una actividad que la sociedad erróneamente destina en la mayor parte de veces hacia las mujeres por pensar que ese es su rol. A pesar de todos los retos que trajo la pandemia para ellas, las mujeres científicas no se rinden, se organizan para exigir mayor flexibilidad del campo científico, tomando en cuenta el impacto de la pandemia en el curso de sus investigaciones.

Así como las mujeres científicas que vimos, cuyos descubrimientos marcaron muchas diferencias en la forma en que enfrentamos la pandemia por covid-19, las niñas merecen todas las oportunidades posibles que creer en ellas y desarrollar todas sus habilidades científicas. La tarea sin duda empieza en cada familia: en cambiar los roles y estereotipos que las pueden limitar a ser brillantes en nuevos campos; en impulsar que sean parte de proyectos científicos y que se interesen por la ciencia; y sobre todo, en confiar en que pueden alcanzar todo lo que sueñen, ya que no hay nada más fuerte que la esperanza de creer que algo es posible.

¿Te gustaría que más niñas tengan la oportunidad de convertirse en científicas reconocidas? Recuerda que con un aporte mensual como Héroe Naranja podemos lograrlo. Para demostrarte que es posible, te compartimos historias de niñas que se atrevieron a soñar en grande:

Nueva llamada a la acción

X
No te pierdas nada: