<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=509041493238819&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Guía para madres, padres y educadores sobre el uso seguro de Internet, redes sociales y videojuegos

World Vision Ecuador
Apr 22, 2022 8:00:00 AM

Las nuevas tecnologías están contribuyendo a aumentar nuestra calidad de vida, facilitarnos gestiones o comunicaciones a distancia, reducir el tiempo empleado en desplazamientos y ofrecernos más opciones de entretenimiento, entre otros muchos aspectos. Internet, los teléfonos móviles y los juegos interactivos tienen innegables beneficios que han contribuido a su rápida implantación en la vida cotidiana de las familias, pero también es cierto que hacer un uso inadecuado de ellos implica riesgos para niñas, niños y adolescentes.

Como padre, madre o cuidadora, seguramente tendrás muchas dudas respecto a cómo funciona el Internet, las redes sociales, y, sobre todo, los videojuegos, que podrían a veces considerarse el mundo más ajeno a las personas adultas. Por ello, en este artículo queremos entregarte una guía breve y consejos clave para promover su buen uso.

¿Qué es el Internet?

En palabras sencillas, podemos decir que Internet es un conjunto de redes de cómputo en todo el mundo que permite que las personas encuentren y usen información y se comuniquen entre sí.

Un poco de historia... ¿cómo nace el Internet?

El Internet surgió en los años sesenta como una red de comunicaciones del Departamento de la Defensa estadounidense. Poco después, investigadores y profesores universitarios empezaron a utilizarlo para comunicarse con otras personas de áreas afines. El uso del Internet se expandió a principios de los años noventa con el surgimiento de la Red, que facilitó la búsqueda y despliegue de información en línea. Hoy en día, millones de personas de todo el mundo están conectadas al Internet. Nadie está a cargo del Internet: crece y cambia diariamente gracias a sus usuarios.

En este video puedes profundizar más sobre el origen de Internet: 

Usos de Internet en niñas, niños y adolescentes

Una computadora conectada al Internet te permite convertir tu hogar, centro comunitario, biblioteca local o escuela en un lugar de información y comunicación sin límites. El Internet puede usarse para los siguientes fines, por ejemplo:

  • Encontrar recursos educativos, incluyendo noticias, copias de documentos y fotografías importantes y conjuntos de datos de investigación sobre temas de interés, desde las condiciones del clima hasta estadísticas de población.
  • Obtener ayuda para las tareas escolares, a través de enciclopedias y otros materiales de consulta en línea y acceso a expertos.
  • Aumentar sus habilidades de lectura, al proporcionar acceso a materiales interesantes y sugerencias sobre lecturas adicionales.
  • Mejorar sus habilidades tecnológicas e informativas necesarias para encontrar y aprovechar la información, resolver problemas, comunicarse con otras personas y cubrir una creciente demanda de estas habilidades.
  • Conectarse con sitios en todo el mundo para intercambiar mensajes con amigos, aprender idiomas y sobre otras culturas y tradiciones.

¿Qué son las redes sociales?

Entre los últimos desarrollos de Internet se incluyen las redes sociales, creadas para fomentar las relaciones personales a través de la red. Su objetivo es crear un espacio en el que las personas registradas pueden comunicarse, compartir opiniones, experiencias, aspectos de su vida e interactuar.

Las redes sociales tienen en la actualidad millones de usuarios, y atraen principalmente la atención de adolescentes y jóvenes, quienes encuentran en este espacio una oportunidad para: compartir sus opiniones, fotografías y videos, invitar a iniciativas sociales, culturales, socializar protestas, pedidos, solicitudes, entre otras.

Las personas adultas también frecuentan las redes, principalmente con intereses de establecer espacios profesionales, buscar comunidades respecto a temas de interés, e incluso, buscar empleo.

No hay que temerles a las redes sociales, sino más bien incorporarlas de manera correcta a la vida de niñas, niños y adolescentes.

Edad adecuada en niñas, niños y adolescentes para usar redes sociales

La edad y el tiempo que niñas, niños y adolescentes consumen frente a una pantalla son de las mayores preocupaciones de madres, padres y cuidadores. Caroline Knorr, experta en paternidad de Common Sense Media, realiza algunas recomendaciones y divide en rangos de edad el acceso a redes sociales:

  • Niñas y niños menores de 12 años

Youtube Kids (recomendada para niños desde los 2 años), que se creó con la idea de ofrecer un entorno seguro para niñas y niños en el que pueden navegar por sí mismos de manera fácil y divertida. En realidad, es la única red social a la que podrían acceder, siempre con supervisión activa y por tiempo limitado, niñas y niños que tienen menos de 12 años de edad.

  • A partir de los 13 años

En la mayor parte de redes sociales la edad mínima permitida para crear un perfil social son 13 años. “Muchos padres de familia creen que la razón por la que la edad mínima es de 13 años es proteger la seguridad de los niños, pero en realidad, la edad es 13 porque la mayoría de las redes sociales difunde información —y mina información activamente– y no tienen permitido hacerlo con usuarios menores de 13 años”, explica la experta. Además, agrega que a partir de los 13 años, niñas y niños ya tienen conciencia de las reglas que existen para protegerlos.

  • A partir de los 16 años

Redes sociales como WhatsApp y LinkedIn permiten la creación de cuentas a partir de los 16 años.

¿Qué son los videojuegos?

Sin tantas palabras, te compartimos este didáctico video en el que te explicamos qué son y cómo funcionan los videojuegos: 

¿Cómo seleccionar el videojuego adecuado para mi hija o hijo?

Los videojuegos y las aplicaciones móviles están en todos lados, y a muchas niñas y niños les encantan. Algunas pueden ser herramientas divertidas y educativas, por ejemplo, las apps educativas para que niñas y niños aprendan otro idioma o los videojuegos que pueden desarrollar organización y pensamiento abstracto. En general, no hay nada perjudicial en revisar apps como estas para ver qué ayuda a sus hijos. Sin embargo, puede haber otras que pueden ser un gasto de tiempo o causar problemas si no hay supervisión.

Esto es lo que debes tener en cuenta al elegir videojuegos o apps para su hija o hijo:

  1. Medir las habilidades de tus hijos. Niñas y niños que están atrasados en lectura podrían preferir videojuegos o apps con menos texto, o necesitar tecnología para ayudar con la lectura. Conocer las fortalezas y desafíos de tu hijo puede ayudar a que tomes mejores decisiones.
  2. Toma en cuenta la edad de tu hijo. Es importante elegir videojuegos y apps que sean adecuados para la edad de tus hijas e hijos. Ten presente que la madurez de niñas y niños no siempre corresponde a su edad. Solo porque un niño tenga 13 años, no significa que el contenido para adolescentes sea el adecuado. Common Sense Media tiene reseñas de juegos y apps con edades sugeridas.
  3. Evalúa el tiempo en pantalla. Aun cuando un videojuego o una app sea educativa, divertida y adecuada para la edad de tu hijo, tendrás que supervisar el tiempo que pasa frente a la pantalla. Algunas niñas y niños tienen dificultad para apartarse de los dispositivos, pueden pasar todo el día jugando y dejar de hacer otras cosas que disfrutan. Antes de elegir un videojuego o una app, piense en cuánto tiempo pasará su hijo usándolos. ¿Abandonará todo para jugar? Estas son algunas recomendaciones para limitar el tiempo de pantalla.

10 consejos para el buen uso de Internet, redes sociales y videojuegos

La familia es el lugar de protección para niñas, niños y adolescentes, por lo que, como madre, padre, las reglas, normas y valores empiezan desde la casa, al igual que los factores que puedan prevenir que el uso de Internet, redes sociales y videojuegos, se convierta en algo problemático y afecte la salud de la familia. A continuación, te proponemos algunas medidas de prevención de riesgos en línea que debes saber para que los apliques con tus hijas e hijos:

  1. Enseñarles que nunca interactúen con personas que no conocen

Al igual que les dices a tus hijas e hijos que sean precavidos cuando se topan con personas extrañas, es necesario advertirles que deben tener precaución con los extraños en el Internet, ya que pueden tener intenciones de causar daño. Además, asegúrate de que tus hijos sepan que las personas con quienes se comunican en línea no siempre son quienes dicen ser y que la información en línea no necesariamente es privada. Dos aspectos a tener en cuenta son:

  • Nunca deben hacer planes para reunirse con alguien a quien hayan conocido en línea excepto si tú lo apruebas y los acompañas a un lugar público.
  • Nunca deben responder a mensajes que los confundan o los hagan sentir incómodos. Deben ignorar a la persona que los envió, terminar la comunicación e informar de inmediato a un adulto de confianza.
  1. Enséñales a no proporcionar información personal o familiar

Es importante que tengan claro que nunca deben proporcionar información personal (incluyendo su nombre, domicilio, número telefónico, edad, origen étnico, ingresos familiares, nombre o localización de su escuela o nombres de sus amigos). Además, que nunca deben darle a nadie sus contraseñas, ni siquiera a sus amigos.

  1. Fomenta el diálogo y la comunicación en familia

Crea un ambiente de confianza necesario para que niñas, niños y adolescentes puedan contarte sin miedo si están sufriendo algún tipo de acoso en Internet o se sienten incómodos ante alguna situación. Además, estos espacios de diálogo pueden reforzar las recomendaciones de protección que les enseñes para navegar seguros.

  1. Deja que naveguen en Internet sólo cuándo haya un adulto en casa

Siempre que sea posible debería haber un adulto en casa para supervisar o dar soporte a tus hijas e hijos cuando están conectados a Internet. De este modo podrás hacer un mejor seguimiento de sus costumbres y usos. Recuerda que en el icono Historial se pueden ver las páginas a las que ha accedido anteriormente.

  1. Preferiblemente coloca la computadora en la sala o en una zona de uso familiar

De esta manera podrás estar al tanto de qué hacen en la computadora con un simple vistazo. Si esto no es posible y es necesario que esté en la habitación de tu hija o hijo, colócalo de manera que la pantalla quede visible a cualquier persona que entre en la habitación. Con ello se reduce la sensación de intimidad cuando navegan y al mismo tiempo se reduce el riesgo de que naveguen por páginas no apropiadas.

  1. Activa herramientas de protección en línea

Las herramientas en línea permiten controlar el acceso de tus hijas e hijos a contenidos adultos y ayudan a protegerlos de depredadores por Internet. Muchos proveedores de servicios de Internet ofrecen servicios de control parental. También puedes adquirir programas que ayudan a bloquear el acceso a sitios y limita la información personal que se puede enviar en línea. Otros programas pueden supervisar y hacer un seguimiento de la actividad en línea.

  1. Navega, chatea y juega con tus hijas e hijos

Resulta divertido poder chatear con tus hijas e hijos y te ayudará a derribar el muro tecnológico que separa a jóvenes y adolescentes de las personas adultas. Si ellas y ellos ven que sus padres y madres también se intercambian mensajes bonitos o chistes divertidos, que tienen amigos en una red social o que han visto un determinado video en Youtube, conseguirás un clima de comunicación y confianza familiar. Además, podrás conocer sus hábitos y preferencias y crearás un clima de mayor confianza entre ustedes al jugar con ellos algún videojuego que les guste, será una oportunidad familiar para compartir tiempo y divertirse.

  1. Fija objetivos y tiempo para navegar por Internet, redes sociales y consumir videojuegos

Debes procurar que tus hijas e hijos estén haciendo algo productivo cuando utilizan Internet, o cuando visitan redes sociales. Es importante que establezcas reglas de uso y tiempos para consumo de las tecnologías. Esto les ayudará a aprovechar el tiempo del que disponen, así como a limitarse a ciertas actividades en red.

  1. Mejora tu nivel y habilidades en línea

Si es que quieres saber qué hacen tus hijas e hijos en línea y dónde pueden estar los riesgos, tienes que conocer y manejar los entornos en los que se desenvuelven. Es importante que siempre te actualices para permanecer alerta e, incluso, para saber cómo abordar los posibles riesgos con tus hijas e hijos a través de conversaciones familiares.

  1. Procura conocer los contactos y contraseñas de las cuentas de tus hijas e hijos

Procura que, en la medida de lo posible, utilicen cuentas de redes sociales que te permitan saber las personas con las que se comunican. No va a ser fácil que tus hijas e hijos te quieran contar quiénes son sus contactos, pues lo sienten como parte de su vida privada, sin embargo, por su seguridad es importante saber con quién habla o sale tu hija o hijo, así como quiénes son sus amigos, tanto en la vida real como en el mundo virtual.

5 mensajes claves que puedes compartir con niñas, niños y adolescentes

  1. “Haz caso sólo a la información que estás buscando, sin distraerte con otras que te restarán tiempo valioso”.
  2. “No creas que todo lo que ves en Internet es verdadero, hay mucha información falsa y errónea. Siempre busca en fuentes confiables, oficiales o consúltanos tus dudas para buscar una respuesta juntos”.
  3. “Nunca respondas a mensajes o mails en los que te amenacen o te digan cosas que te hagan sentir mal. Para pensar juntos que hacer, siempre cuentas con nuestro apoyo”.
  4. “Piensa bien las cosas que publicas en redes sociales, ya que cualquier persona puede ver esa información. Debes tratar a las personas como te gustaría que te traten”.
  5. “Si estás cansado, enfadado o no has dormido bien, no es el mejor momento para jugar a videojuegos”.

Conclusión

El uso adecuado y seguro de Internet, redes sociales y videojuegos permite muchas oportunidades de aprendizaje, tanto para padres, madres y cuidadores, como para niñas, niños y adolescentes. Es tu responsabilidad como persona adulta delimitar las pautas de uso y establecer las reglas claras y las medidas que tomarán en familia para aprovechar esta oportunidad. Lo conseguirás si mantienes un diálogo de calidad permanente con tus hijas e hijos, si eres sensible a sus necesidades y sabes encauzarlas, si estableces normas claras y firmes, si les expresas tu amor y apoyo incondicional; en definitiva, si aprovechas la oportunidad que te dan las nuevas tecnologías para educar a tus hijas e hijos en valores como la responsabilidad, el respeto y el compromiso consigo mismos y con los demás.

Junto a esto, es importante que te mantengas actualizado sobre las novedades y progresos de las nuevas tecnologías, para que la llamada brecha digital no se convierta en un obstáculo añadido. Recuerda también que si bien la tecnología es un medio que puede facilitar muchas cosas como la conexión remota, no debería ser una barrera para compartir tiempo de calidad junto a tu familia en actividades presenciales. De igual, tú como adulto siempre serás el ejemplo a seguir, así que levanta la mirada de los celulares y las pantallas para estar más atento a lo que sucede en la vida de tus hijas e hijos.

Si deseas que más padres, madres y cuidadores reciban esta guía para el desarrollo seguro de niñas, niños y adolescentes, suma tu compromiso como Héroe Naranja:

Nueva llamada a la acción

X
No te pierdas nada: