Madison: La historia de una emprendedora de cuna

World Vision Ecuador
Feb 19, 2021 11:24:57 AM

Ser mujeres, rurales y muy jóvenes son los tres principales frenos con los que muchas adolescentes del país deben lidiar. Indicadores como la educación, la salud y el empleo muestran que la mayor brecha la viven las mujeres menores de 18 años de las poblaciones rurales de Ecuador, en comparación de sus pares de la ciudad o de los hombres en la misma ruralidad. Las adolescentes rurales son más propensas a embarazos prematuros, matrimonios forzosos, violencia de género y otros, lo que las pone en total desventaja.

Sin embargo, desde 2.019 World Vision Ecuador inició con el programa Youth Ready dirigido para jóvenes en situación de necesidad que buscan oportunidades de empleabilidad y emprendimiento. El programa tiene como objetivo capacitar a los y las adolescentes para que desarrollen habilidades personales y grupales que les permitan mejorar sus medios de vida para transformar sus realidades de forma positiva.

Durante la pandemia la modalidad de Youth Ready se trasladó a las plataformas virtuales, lo importante era no parar y dar solución a uno de los problemas que se acrecentó durante el confinamiento obligatorio que vivimos durante el 2020: el desempleo. Madison, fue una de las participantes que se destacó por su responsabilidad y habilidades innatas que requerían de guía para ser potencializadas.    

Para Venus, mamá de Madison, su hija siempre fue una cajita de sorpresas. “Desde pequeñita nos asombraba con sus iniciativas. Y muchas veces nos ponía en aprietos”. La mamá cuenta que Madison a sus ocho años organizó la novena de Navidad para los habitantes más pobres de su comunidad. “Durante nueve días, el patio de la casa de mi mamá recibió a más de 100 invitados. La niña se encargó de que cada persona reciba un refrigerio y que todos se puedan unir en oración para darle la bienvenida a Jesús” comenta Venus. Por su parte, Leonela, la abuelita, se tapa los ojos mientras recuerdan los inicios de la niña.

Donación World Vision

“Siempre pensaba en la forma de ayudar, pero no me gustaba que me regalen las cosas. Me las ingeniaba para tenerlas” dice Madison mientras se ríe con las ocurrencias que su mamá cuenta. “Cuando tenía once años quise ayudar a mis papás con la compra de los lentes para mi hermana. Ella tiene una discapacidad y mis papás estaban muy gastados con todo lo que su condición exige. Así que, recordé que mi abuelita tenía unas gallinas ponedoras, recogí los huevos a diario y los vendía en la puerta de mi casa. Después de dos semanas tuve $140.00 dólares con los que compramos los lentes para mi hermana”. Leonela reconoce que su nieta siempre tuvo talento para los negocios. “Esta niña nunca se ha quedado quieta. Si no eran gelatinas vendía sandias, pero lo importante era que tenía visión. Por ahí tenía sus ahorritos que invertía en su próximo negocio” dice.

Madison de 14 años es una adolescente que vive en Manabí, es una de las 1.252 niñas patrocinadas del Programa de Área Santa Ana, y próximamente se va a graduar del programa virtual Youth Ready. La adolescente cuenta, con mucho entusiasmo, que presentará “un plan de negocios para una empresa de servicio de catering. Lo desarrollé, junto a dos amigas más. Aprendimos muchas cosas que son importantes al momento de emprender”.

Madison encontró un objetivo en su vida que lo está cumpliendo. Hoy la adolescente conoce que un emprendimiento, para ser sostenible en el tiempo, debe cumplir con algunas condiciones. “Un negocio debe tener una planificación y proyección a futuro. Hay algunos riesgos, pero si estamos preparadas los podemos corregir a tiempo”.

Después de esta etapa de planificación Madison y sus amigas se han propuesto buscar un socio inversionista que crea en su propuesta. “Muchas veces es una limitación ser muy joven, no tenemos la mayoría de edad y por eso no podemos tener un crédito, pero eso no es un problema. World Vision nos va apoyar para realizar bocaditos y así tener nuestro catálogo de productos para que la comunidad conozca lo que ofrecemos. Y si se puede, voy a ver si me ayudan con el primer contrato” concluye entre sonrisas.

Expertos en emprendimiento coinciden que un primer obstáculo para avanzar en la creación de ideas de negocios es la falta de habilidades, la poca tolerancia al riesgo, la resiliencia, el liderazgo, la inteligencia emocional y la toma de decisiones. Por eso, World Vision trabaja en el fortalecimiento de las destrezas blandas que permitan a los y las jóvenes, independientemente de la rama de negocio que escojan, estar a la altura de las exigencias del mundo.

Manabi-USAID_26

Manabi-USAID_20

 

Contacto
Salomé Torres
+593 98 739 7505 salome_torres@wvi.org
Gabriela Becerra
+593 97 910 7920 gabriela_becerra@wvi.org
X
No te pierdas nada: