<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=509041493238819&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Maneras de enfrentar la desigualdad de género

World Vision Ecuador
Nov 11, 2022 8:00:00 AM

¿Sabías qué? América Latina y el Caribe es la región del planeta con más desigualdad, discriminación y violencia.

Cada día, las mujeres de todos los países del mundo viven desigualdad y discriminación. Se enfrentan a situaciones de violencia, abusos y un trato desigual tanto en su hogar, como en su entorno de trabajo y sus comunidades, solo por el hecho de ser mujeres. También, se les niegan oportunidades para aprender, obtener ingresos propios o liderar acciones.

Esto no puede seguir pasando. Por eso, en este artículo te contamos qué es la desigualdad de género, sus causas y tipos, además de 6 maneras de enfrentarla para promover una vida libre de desigualdad, discriminación y violencia.

¿Qué es la desigualdad de género?

La desigualdad de género es un fenómeno social que supone la aparición de una discriminación entre personas como consecuencia de su género. La desigualdad que viven las mujeres puede agravarse en función de la edad, la pertenencia étnica, la orientación sexual, el nivel socioeconómico, entre otros.

Por otra parte, la igualdad de género parte del reconocimiento de que históricamente las mujeres han sido discriminadas y es necesario llevar a cabo acciones que eliminen la desigualdad histórica y acorten las brechas entre mujeres y hombres de manera que se sienten las bases para una efectiva igualdad de género.

Te proponemos que veas este video de ejemplo para que entiendas mejor de lo que te contamos: 

Causas de la desigualdad de género

  • Atribución de roles. Desde la infancia, cuando niñas y niños son criados, se les asocia determinados roles en función del género. Por ejemplo, que niñas jueguen a temas de cuidado y vida en el hogar, como las muñecas, y los niños a temas asociados a la provisión y vida pública, como ser constructores o manejar autos.
  • Sistema educativo. Determinados aspectos del sistema educativo validan las creencias sobre los roles masculino y femenino de manera, por ejemplo, que las mujeres acceden en menor medida a estudios referentes a ciencias o deportes.
  • Medios de comunicación. En muchas ocasiones las noticas y la forma de informar por parte de los medios de comunicación siguen apoyando esos roles de género que arraigan en la población y producen efectos negativos en las mujeres.
  • División sexual del trabajo. Mira las esferas de reproducción y producción como cosas separadas. La división sexual del trabajo atribuye a los hombres el trabajo productivo -el propio del espacio público, socialmente reconocido y remunerado- y el trabajo reproductivo, el de cuidados y doméstico, a las mujeres.

Tipos de desigualdad de género

La desigualdad de género no es única ni afecta a un solo aspecto de la vida de las personas, sino que podemos hablar de varios tipos:

  • Desigualdad social. Se produce cuando una persona recibe un trato diferente como consecuencia de su género.
  • Desigualdad económica. Son las diferencias de ingresos entre las personas en función de su género. Por ejemplo, que las mujeres ganen menos salario de los hombres en el mismo cargo.
  • Desigualdad educativa. Las niñas y las adolescentes tienen menos oportunidades de acceder a la educación por ser mujeres.

6 maneras de enfrentar la desigualdad de género

  1. Utiliza un lenguaje inclusivo

Dado que el lenguaje es uno de los factores clave que determinan las actitudes culturales y sociales, emplear un lenguaje inclusivo en cuanto al género es una forma sumamente importante de promover la igualdad de género y combatir los prejuicios de género.

  1. Apoya el empoderamiento de niñas, adolescentes y mujeres

El empoderamiento de las niñas, adolescentes y mujeres es clave para romper con el ciclo de discriminación y violencia. Apoyar el empoderamiento significa fortalecer los conocimientos y capacidades para que más niñas, niños, adolescentes y mujeres tengan la libertad, la información y el apoyo para tomar decisiones sobre su propia vida y actuar para hacerlas realidad.

  1. Comparte el cuidado

Las mujeres se ocupan tres veces más del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado que los hombres. Esto se traduce en tiempo y energía que se les quita a las mujeres para avanzar en sus carreras, ganar más dinero y disfrutar de las actividades de ocio. Para combatir desde tu espacio esta realidad, comprométete en tu familia a repartir por igual las tareas domésticas, las responsabilidades de crianza y cualquier otro trabajo no remunerado.

  1. Denuncia y no permitas la violencia

Si miras un caso de acoso, denúncialo y da un paso adelante. Busca la ayuda de otras personas si tienes miedo de hacerlo. Tómate el tiempo de escuchar a la víctima y pregúntale de qué manera la puedes ayudar.

  1. Consume con responsabilidad

Aunque no lo creas, el cambio climático afecta de manera desproporcionada a las mujeres de todo el mundo. Los desastres humanitarios provocados por el clima a menudo agravan las desigualdades de género existentes y, como consecuencia, las mujeres y las niñas quedan expuestas a mayores índices de violencia, malnutrición y otros riesgos. Por ejemplo: elige productos ecológicos y compra ropa de segunda mano; evita el consumo de plásticos desechables; recicla o dona tu ropa y otros artículos; anima a otras personas a seguir tu ejemplo.

  1. Enséñales a las niñas que son valiosas

Antes de llegar a la pubertad, las niñas de todo el mundo ya han internalizado creencias sobre su lugar, valor y papel en la sociedad como personas dependientes, vulnerables o incapaces, y se les enseña que deben actuar de esa manera, lo que refuerza los estereotipos de género y les impide desarrollar todo su potencial.

  • Anima a las niñas a alzar la voz.
  • Diles que son "audaces", no "mandonas".
  • Pídeles su opinión y escúchalas cuando hablen.
  • Invierte en juguetes, libros y películas que sean neutrales en materia de género.
  • Permite que las niñas jueguen como deseen.
  • Hazles saber que no existe una manera correcta o incorrecta de ser una niña.

Conclusión

Las mujeres y las niñas constituyen la mitad de la población mundial y por consiguiente la mitad de su potencial. Sin embargo, cada día viven múltiples discriminaciones, violencia y desigualdades por su género.

“Lloras como niña”, “Pateas como mujer”, entre otras frases, son las que escuchan las niñas y adolescentes frecuentemente. Esto quiere decir que las desigualdades de la sociedad parten desde el pensamiento de las personas. Por ello, está en ti que puedas trabajar en los conceptos internos que contribuyen a una sociedad tan desigual para las niñas, las adolescentes y las mujeres.

En nuestro banco de recursos digitales, encontrarás algunos cuentos y material que puedes compartir con niñas, niños y adolescentes para que crezcan seguros de que, sin importar su género, su potencial es ilimitado y sus sueños se pueden cumplir:

Recursos interactivos para mejorar la educacion en niñas y niños

 

X
No te pierdas nada: